¿Cómo ser exitoso en una entrevista de trabajo?

Actualizado: 2 feb 2021

En el artículo anterior abrimos camino para llegar a tener entrevistas si aun no lo lees te invito a seguir este link.


Durante un proceso de reclutamiento al menos tendrás dos entrevistas, una con una persona de Reclutamiento (ya sea interna o externa de la compañía) y otra con el área solicitante.


Aunque puede haber preguntas e información que se repita en ambas, variará la profundidad y aspectos que buscan tanto el reclutador como el área solicitante.


Primera entrevista-Reclutador: si recibiste una llamada de un reclutador es debido a que encontró una similitud entre lo que la empresa busca y lo que encontró en tu CV. Asegurarte de saber cuál es el perfil que están buscando para la posición, sino se te describe es válido preguntar, esto te dará más datos para saber si cuadras con el perfil, y así crear expectativas sobre esa vacante o no.


Salario: al inicio puede ser un poco incomodo abordar este tema desde las primeras interacciones sin embargo siempre ten claro cuál es tu expectativa salarial (si te es posible Bruto y Neto), esto te ayudará a proyectar seguridad cuando se te pregunte. OJO: hay muchas empresas que ofrecen prestaciones que incluso pueden ser igual o más atractivas que un salario alto, así que se abierto y deja abierta la posibilidad de negociación si es que aun no sabes todas las prestaciones (ejemplo; bonos por desempeño, caja o fondo de ahorro, SGMM, transporte, comedor con subsidio, etc). Por confidencialidad de la información la mayor parte de las empresas esperan a que el candidato mencione su expectativa antes de mencionar un rango para la posición. Esto ayuda a validar si esta dentro de la oferta y a no externar información confidencial con personas que pueden no sean viables durante el proceso. Usualmente dentro de las publicaciones se menciona un rango salarial pero no la oferta en sí, esto usualmente dependerá de la adecuación del candidato al puesto.


En caso de que el rango ofertado y prestaciones no sea atractivo para ti hazlo saber desde una etapa temprana del proceso, esto te ahorrará tiempo y llamadas innecesarias.

Si la llamada que recibiste está muy por debajo de la oferta que podrías aceptar, puede que la información en alguna de tus redes este desactualizada. Ejemplo: OCC y Computrabajo manejan filtros para reclutadores para facilitar la búsqueda en cuanto a sueldo. Revisa si esta información aun está vigente en dichas plataformas.


Asegúrate de dar contexto general de tu experiencia y dar detalles de acuerdo a las preguntas planeadas por el reclutador. Siempre empezaran de lo general a lo particular, así que no des demasiado contexto de cosas que no se te hayan preguntado aun, esto ayudará a que la entrevista no se prolongue más de lo necesario.


Se concreto; dependiendo de los procesos que maneje la empresa, puede ser una entrevista muy básica, hasta una por competencias. En caso de que sea la segunda, escucha bien las preguntas que se realizan, ya que lo que estará buscando el reclutador serán comportamientos pasados y la manera en que actuaste. Si eres ambiguo o tratas de inventar situaciones puede ser fácilmente detectables y calificarlo como “no desarrollado” así que se sincero.


Mostrarse vulnerable y consciente de tus áreas de oportunidad, muestra disposición por el desarrollo y madurez para mejorar. Finalmente todos tenernos un poco de ambas, tanto fortalezas como áreas de oportunidad; la forma de verlas es la que varía de persona a persona.


Así que cuando te pregunten ¿Cuáles son tus fortalezas y tus áreas de oportunidad? No trates de evadirlo o inventarlo, sé lo más natural y acertado a tu realidad.

Cuando nos estamos vendiendo en una entrevista, preferimos no mostrar nuestras vulnerabilidades, sin embargo los candidatos que les cuesta trabajo identificarlas usualmente muestran poca apertura al desarrollo ya que no saben que deben de mejorar.


Entrevista con área solicitante: aquí la entrevista se puede torna más técnica, ya que se habla el mismo idioma en cuanto de especificaciones se trata. Ten ejemplos claros de cómo has resulto inconveniencias o dificultades, principalmente aquellos poco usuales. Maneras creativas o cuando no contabas con todos los recursos para hacerlo. Las personas que piensan fuera de la caja resolviendo problemas complejos y buscan el resultado antes que los pretextos tienen más probabilidades de obtener mejores resultados en su búsqueda de empleo o incluso de obtener un ascenso.


Tip: en este punto ya tienes un poco más de contexto de la empresa, antes de asistir a la segunda entrevista (o incluso desde la aplicación a la vacante) investiga la empresa, Giro, Clientes, Presencia Mundial, etc. En caso de que te pregunten durante el proceso si conoces a la empresa tendrás contexto y demostrarás más interés por la posición.

Al final de la entrevista has todas las preguntas que consideres necesarias para aclarar tus inquietudes, ejemplo: tiempo que lleva el proceso, fecha tentativa de decisión, KPI responsables de la posición, etc.


Recuerda que durante el proceso de reclutamiento y entrevistas no solo te estás vendiendo tú, sino también la empresa, teniendo esto en mente toma un rol activo en las preguntas para tomar la mejor decisión.


¡Éxito!


44 visualizaciones0 comentarios
  • Facebook