¿Por qué no crezco en mi trabajo actual?

Uff vaya pregunta, hay un sinfín de respuestas posibles, de las cuales algunas pueden ser muy obvias y otras no tanto o nos queremos dar cuenta de ello, de igual manera puede ser una mezcla de varios factores.

Analicemos algunas de ellos para poder entender el contexto.


· Tamaño de la empresa

Principalmente en empresas pequeñas o que van arrancando no es fácil encontrar departamentos y puestos bien definidos. Esto no quiere decir necesariamente que sea malo sino que posiblemente aun no cuentan con la infraestructura suficiente para tener planes de carrera definidos; esta puede ser una de las razones por las cuales a estas empresas les cueste trabajo poner en sus prioridades el desarrollo de sus empleados cuando están luchando por sobrevivir (generar clientes, pagar impuestos, entregas de clientes, etc).

En el caso que te encuentres en este cuadrante analiza específicamente la situación de la empresa y tu rol como generador de valor ¿Qué resultados le has traído (verificables)? ¿Qué pasaría si el día de mañana ya no estuvieras ahí? ¿Qué ocurriría con tu puesto? ¿De qué se estaría perdiendo la empresa? ¿Tu trabajo es fácilmente reemplazable? Trata de ser muy sincero, ahí podrías encontrar el motivo suficiente para la creación de un nuevo puesto y/o ajuste salarial.

Normalmente en Startups o Pymes tienes que hablar con el dueño o director para este tipo de temas, asegúrate de dar una propuesta de valor y no solo una solicitud.

Ejemplo: en 3 años he logrado incrementar las ventas un X% anual, durante el cual he aprendido X, Y, Z considero que a medida que la empresa ha crecido, el departamento necesita un Coordinador de Ventas; no solo ejecutivos, por lo que me gustaría tomar dicho reto. Mi compromiso es permear el mismo incremento en el volumen de ventas con el resto de los ejecutivos.

Situación actual + Propuesta + Compromiso = acuerdos

Recuerda ir abierto, ser receptivo y preparado. Aun cuando no obtengas exactamente el resultado que estabas pensando puede que te encuentres con una propuesta aun mejor o una retroalimentación de tus áreas de oportunidad que no obtendrías sino te hubieras acercado.


· Actitud

Este punto es muy introspectivo y tendrás que ser muy crítico en cuando a tus deseos y pensamientos referentes a la empresa, tu jefe y entorno laboral se refiere.

Si realmente no estás contento con tu empresa, te la pasas criticando el ambiente y a tus compañeros y tampoco estás haciendo nada por cambiarlo, lamento decirte que no eres un buen embajador de la misma. Si no ves a tu empresa como un medio de crecimiento tampoco ella lo ve en ti. Estas aseveraciones pueden tener un doble sentido ya que se trata de quien da el primer paso ¿Cambio YO mi postura y acciones? o ¿Cambia la empresa para cambiar yo? ¿Por qué tendría que ser un empleado propositivo sino me dan X,Y Z? Cuando la empresa también esta esperando resultados de su operación, de la cual formas parte. La realidad es que pueden pasar ambos escenarios, pero adivina ¿Sobre quien SI tienes control? Las garantías no son un hecho pero sin duda entre más propositiva sea tu actitud, las posibilidades de cambio positivo llegarán a ti.


· Habilidades adquiridas

Si la empresa en la que laboras ya cuanta con los esquemas y perfiles de crecimiento ¡Felicidades! Gran parte del trabajo ya está realizado. Averigua que perfil están buscando en el puesto que quieres, muchas veces esa información es pública o de fácil acceso, incluso muy posiblemente ya lo sepas.

¿Qué habilidades técnicas, suaves o títulos tenia o tiene la persona que ocupa ese puesto?

Muchas veces puede ser algún idioma como el inglés, algún título particular como una Ingeniería o Licenciatura en particular, administración de personal, trabajo en equipo, etc.

Si te falta alguna de estas y sabes que quieres obtener ese puesto y no lo estas desarrollando, estas esperando a que la empresa baje sus expectativas para poder crecer, el cual volvemos a lo mismo ¿Quién va a dar el primer paso? ¿Sobre quien SI tienes control?

Si tus habilidades desde ingresaste o por un periodo prolongado de tiempo realmente no han cambiado, la empresa tampoco estará muy interesada en brindarte nuevos retos. Si por el contrario te has desarrollado, asegurarte de que estén enterados ¿Cómo? Nuevos proyectos, propuestas generadas por ti donde puedas mostrar esa habilidad, etc.

En el caso de la escolaridad, diplomado, maestría o cualquier otro sistema escolarizado averigua si tu empresa tiene algún plan dentro de los beneficios para acceder a estos. Puedes encontrarte con descuentos, facilidades de tiempo flexible ya sea platicado con tu jefe o directamente en las políticas de la empresa (TXT), o incluso una beca pagada por tu empresa. En caso que no cuenten con algo similar, agota todas las instancias dentro de tus posibilidades para hacerlo, pueden ser planes sabatinos, online o nocturnos.

Cuando hablamos de habilidades suaves o soft skills se vuelve un criterio basado en la percepción, sin embargo no quiere decir que no lo debas de trabajar. Ejemplo: supongamos que dentro del perfil vine “Trabajo en Equipo” pero tu dinámica dentro de proyectos es poco participativa y evasiva o “Liderazgo” pero siempre reúsas estar a la cabeza de proyectos o equipos o esperas a que los demás tomen la iniciativa, ten por seguro que se les complicará detectar esas habilidades en tu perfil.

Un punto importante a destacar es la pregunta ¿Qué hago si el puesto que quiero ya está ocupado? Nadie tiene la certeza de que pasará mañana, ya sea con la empresa o ese empleado. Puede que le llegue una nueva oferta, un ascenso, nuevo proyecto en otra área, etc. La pregunta correcta sería ¿Vas a esperar a que las posibilidades se le den a otro cuando se llegue la oportunidad porque si está preparado?

· Esquemas de crecimiento

Principalmente en empresas grandes o transnacionales cuentan con esquemas de crecimiento o Planes de Desarrollo. Esto se debe a una estrategia de retención de talentos y prevenir la fuga de capital en conocimiento.

Si te encuentras en una empresa grande pero no conoces este esquema pregunta, seguramente te llevarás sorpresas. Muchas veces puede no ser tan aparente ya que la forma de llamarlo variara de empresa a empresa así como los criterios, muchas veces será una mezcla entre criterios específicos como; antigüedad; certificaciones o cursos, experiencia y el punto anterior (Habilidades Adquiridas).

En caso de que cumplas con todos los criterios aparentes pregunta abiertamente porque no se te ha incluido en ese plan o cuáles son tus huecos para alcanzarlo.


· Expresar abiertamente tus deseos

Ten claro que es lo que quieres lograr tanto a mediano-corto-largo plazo, que periodo consideras dentro de estos lapsos de tiempo ¿Que es lo que te falta y cuáles son tus pasos a seguir?

Muchas veces no expresamos que es lo que queremos por miedo al fracaso, sin embargo podemos estar dentro de los planes de alguien más y no saberlo.

Supongamos que quieres ser un líder de área pero sabes que para tener ese puesto se requiere una habilidad “Ingles avanzado” y tú lo consideras intermedio. No aplicas ni hablas con tu jefe al respecto porque sabes el perfil y no lo cumples. Supongamos que tu jefe ve en ti las habilidades suficientes para desempeñar la posición, pero, no ve que tengas interés en la misma.

En el caso que abiertamente le compartas tus deseos de aplicar a la posición, tomando en cuenta tus áreas de oportunidad, mostrarás apertura para el desarrollo lo cual es muy valorado en la mayoría de las empresas, especialmente si tú mismo pones las metas, plazos y entregables. De igual manera podrás encontrarte con que tu jefe puede pensar que tienes un nivel avanzado en vez de intermedio, como tú pensabas.

Expresar abiertamente lo que deseas ayuda a alinear los objetivos personales con los de la empresa y ayuda a eliminar la cadena de suposiciones.


Y ¿Qué puedo hacer?

Dependiendo en que cuadrante o mezcla de ellos, tendrás que generar una estrategia que se adecue a tu contexto más cercano. Cuida de no caer en generalidades o culpar al entorno por no obtener el resultado y ve que es lo que cae dentro de tus posibilidades y ¡Haz que suceda!


Recuerda que siempre a mayor jerarquía hay una mayor responsabilidad o precio que hay pagar (tiempo extra para capacitarte, ser propositivo, involucrarte en proyectos aun cuando no seas responsable, leer más, estudiar, etc). No todo el mundo está dispuesto a generar tales acciones es por eso que la pirámide se hace cada vez más estrecha confirme la vas subiendo, la buena noticia es que solo tú decides donde quieres parar.


¡Éxito!

113 visualizaciones0 comentarios
  • Facebook